Índice

INTRODUCCIÓN

“No son las especies más fuertes las que sobreviven, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”. (Charles Darwin)

El momento que nos ha tocado vivir es más volátil, más incierto, más complejo y más ambiguo que ninguno que hayamos conocido antes. Hechos que considerábamos muy poco probables están teniendo lugar, imperceptibles para nuestras previsiones y con un alto impacto en la sociedad.


Internet y la creciente adopción de nuevas tecnologías digitales en las organizaciones y en las empresas influenciado por la velocidad exponencial de crecimiento de la tecnología está transformado los modelos de negocio y los sectores de activad de forma completa y estableciendo una nueva economía digital con un impacto social, cultural y económico insólito.

EL CONCEPTO

¿Qué es la transformación digital?

 

El “darwinismo digital” (teoría de la evolución de las especies de Charles Darwin aplicado a las empresas en la era digital) simplifica en esencia el concepto de transformación digital. La adaptación de las empresas a un cambio real, que no es otro que dar respuesta a las necesidades de un cliente digital con el fin de sobrevivir al momento actual.

Un cliente hiperconectado (conectado permanentemente a través de múltiples dispositivos), informado (resultado lógico de que las fuentes de conocimiento e información en internet son infinitas), activo (que dedica gran parte de su tiempo al uso de múltiples canales y dispositivos digitales, y cuya presencia en redes sociales es continua), instantáneo (dispuesto a comprar en cualquier momento y desde cualquier lugar 24 horas al día 7 días a la semana), que busca un trato personalizado (espera de las empresas que se adapten a sus preferencias) exigente (consecuencia de su acceso a la información, a la oferta disponibles y a su capacidad de influencia) impaciente (espera una respuesta rápida a sus deseos y/o necesidades) comparador (contrasta opiniones, precios y características en distintas páginas webs) e infiel (si encuentra una oferta mejor difícilmente podrás retenerlo, no es fácil de fidelizar).

La transformación digital es “la reinvención de la organización a través de la tecnología a fin de optimizar los procesos de la empresa para dar respuesta al cliente digital, que se inicia con la transformación persona, y que implica, visión, cultura, liderazgo y gestión del cambio.”.

LA TECNOLOGÍA

El papel clave de la tecnología en la transformación digital.

 

 La tecnología es apoyo fundamental en la transformación digital e impulsa la digitalización de los procesos empresariales, la experiencia del cliente y los modelos de negocio. La convergencia de las tecnologías SMAC (social, móvil, analítica y cloud) hace posible la reinvención de las organizaciones.

  • Social: Las redes sociales impulsan la difusión del conocimiento, facilitan conectar con los clientes y ayudan a entender sus necesidades, así como, mejorar los resultados empresariales.
  • Móvil: Las plataformas móviles hacen posible trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Analítica: La analítica de negocio entrega a las empresas conocimiento para tomar decisiones informadas basadas en datos confiables.
  • Cloud: La computación en la nube proporciona a las organizaciones escalabilidad, flexibilidad, seguridad, así como, incrementar la eficiencia de los recursos y reducir costes.
Nueva llamada a la acción

LAS PERSONAS

El factor diferencial de las personas en los cambios.

 

Por paradójico que pueda parecer, la transformación digital no es una cuestión exclusivamente tecnológica. La tecnología constituye, sin duda, un elemento necesario, pero no suficiente, el auténtico elemento diferencial e imprescindible para alcanzar con éxito la transformación digital, son las personas.

Si bien, la transformación digital mejora transcendentalmente el rendimiento y la capacidad competitiva de las empresas como resultado del uso que las personas hacen de la tecnología.

Inmersos en la era digital, global, hiperconectado, cambiante y acelerada, la única opción posible, es mejorar el empoderamiento de colaboradores y equipos a través de la mejora de la colaboración interna, así como preparar al conjunto de nuestra organización (colaboradores y directivos) para que aprendan a gestionar el cambio y la incertidumbre, despertar en las personas una actitud abierta al aprendizaje continuo y autodidacta, capaces de interiorizar el error como una oportunidad de aprendizaje, que reinventen lo aprendido y que se capaciten en competencias digitales.

Asimismo, la transformación digital requiere de la atracción de profesionales con habilidades técnicas y multidisciplinares, que controlen la parte online, con dominio de las redes sociales y que tengan visión de negocio.

En definitiva, la transformación digital no será posible sin la convicción, adaptación y reinvención del equipo humano, así como la atracción y fidelización del talento digital. 

EL CLIENTE

¿Cómo convertirnos en una compañía centrada en el cliente?

 

Las preferencias de los clientes actuales cambian constantemente a una velocidad mayor de lo que lo hacían en años anteriores. Hoy en día el consumidor espera mucho más de las empresas porque está acostumbrado a la hiperconectividad, a la interacción y a la recompensa inmediata. Espera ser atendido de forma personalizada acorde al contexto de su situación particular, así como que a través de todo el proceso o experiencia de compra le aportes información, entiendas sus demandas y le proporciones soluciones adaptadas.

Además, si pensamos en las nuevas generaciones y, en su relación con internet y la tecnología, convertirnos en una compañía customer centricity (donde predomine la fidelización y la satisfacción del cliente a largo plazo a través del desarrollo y comercialización de productos y/o servicios que estén alineados con sus necesidades y preferencias) se convierte en un elemento primordial para la adaptación a la economía digital presente y futura.

Definir una estrategia centrada en el cliente necesita de un modelo de negocio que ponga al cliente en el centro de todas las actividades, de una digitalización de procesos basada en las necesidades del cliente, de una infraestructura tecnológica que de soporte a esta estrategia y del talento que ayude al colaborador a crear un nexo con los clientes a fin de fidelizarlos.

EL ÉXITO

¿Cuál es la fórmula para alcanzar con éxito la transformación digital?

 

La transformación digital precisa un análisis y reinvención del conjunto de las áreas de una organización. 

Las 9 áreas de la transformación digital:

  1. Visión, cultura y liderazgo (estrategia digital). Para afrontar con garantías los desafíos de la transformación digital y adaptarse a la evolución constante del mercado, es necesario promover una cultura de innovación permanente con líderes preparados que inspiren confianza en sus equipos. 
  1. Personas (talento digital). Las personas son la piedra angular de la transformación. Si bien la tecnología es el catalizador que actúa como acelerador del cambio, es el uso que las personas hacen de esta y su actitud la que determina el desarrollo de sus competencias digitales.
  1. Digitalización de procesos. Para conducir la transformación digital de manera óptima, en la reinvención de toda organización, como resultado de la reorientación de su modelo de negocio, juega un papel esencial la digitalización de sus procesos estratégicos. La digitalización de estos contribuye a una mejor comprensión del negocio, a la toma de decisiones ágiles e informadas, a una colaboración en tiempo real gracias a la movilidad, a mejorar la eficiencia en cada área de la empresa y a ganar competitividad en el mercado.
  1. Marketing digital. En una sociedad hiperconectada, el marketing digital contribuye para hacer crecer nuestro negocio, dar a conocer nuestra oferta, atraer clientes y co-construir nuestra marca.
  1. Clientes. En esencia, la transformación digital tiene que orientarse a entregar un mejor servicio al cliente, porque en la era digital, el cliente debe situarse en el centro de tu estrategia.
  1. Modelos de negocio digital (eCommerce). El comercio electrónico o eCommerce es un canal de venta que ofrece a las empresas la oportunidad de incrementar el volumen de ventas de sus productos y/o servicios, es una fuente más de crecimiento para tu negocio. Asimismo, es también un canal de comunicación y de interacción entre empresa-cliente.
  1. Infraestructura tecnológica (y computación en la nube). Contar con una infraestructura it moderna y transformada contribuye a impulsar la innovación, el dinamismo y obtener mejores resultados. Por su parte, la computación en la nube permite un acceso a la red conveniente y a demanda a un grupo compartido de recursos TICs configurables que pueden aprovisionarse y lanzarse rápidamente con un mínimo esfuerzo administrativo o de interacción con el proveedor de servicios.
  1. Seguridad (ciberseguridad). En un mundo digitalizado las amenazas a la ciberseguridad aumentan constantemente por el incremento del uso de dispositivos conectados a la red. La ciberseguridad es un desafío presente en el que hay que trabajar para tenerlo controlado en el futuro, los virus mutan constantemente para hacerse cada vez más dañinos y peligrosos. Ninguna empresa está exenta de riesgo.
  1. Analítica. En este nuevo orden, los datos se han convertido en un activo estratégico necesario para disminuir el riesgo como consecuencia de la toma de decisiones objetivas basadas en el conocimiento. La analítica de negocio marca el camino a seguir hacia la eficiencia, la innovación en el entorno empresarial y el incremento en la generación de oportunidades de negocio.
“Lo que no se define, no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, inevitablemente empeora”. (Lord Kelvin)
Nueva llamada a la acción

EN ESPAÑA

¿Cuál es el grado de madurez digital?

 

Las compañías españolas progresan digitalmente, según se desprende del estudio “Coming of Age Digitally” sobre la transformación digital en España realizado por Deloitte Digital, en colaboración con el MIT Sloan Management Review. 

De acuerdo con los resultados, el 53% de las empresas españolas han alcanzado la madurez digital. El 18% de los encuestados que trabajan en España indica que su empresa se encuentra en las primeras etapas de la madurez digital. Por otro lado, el 29% de los encuestados afirma trabajar en un entorno de transformación digital consolidado.

No obstante, pese a este crecimiento, existe particularmente en los niveles de liderazgo ejecutivo, un gran margen de mejora.

En este sentido, el estudio señala que el 74% de los profesionales que trabajan en España asegura que sus empresas necesitan nuevos líderes digitales. Además, solo el 43% de los encuestados afirman que sus empresas están desarrollando efectivamente los tipos de líderes que tienen las capacidades necesarias para dirigir la organización en un entorno digital.

CONCLUSIÓN

El objetivo final de la transformación digital no es otro que cambiar nuestro modelo de negocio, nuestros procesos empresariales y redefinir nuestra relación con el cliente para adaptarlo al momento actual, cambiar para sobrevivir.

En este contexto, las empresas que sólo miren al pasado o se aferren al presente, corren el riesgo de perderse el futuro.

Descarga el eBook

Hemos elaborado un eBook extendido para que tengas toda la información unificada. Descárgatelo ahora de forma totalmente gratuita.

Transformacion.Digital-ebook